Limpiar llantas y neumáticos

Limpiar llantas y neumáticos

Algunos consejos sobre como dejar nuestras ruedas perfectas. Sin duda marcaremos la diferencia!

 

La limpieza de las llantas y neumáticos de nuestro vehículo es fundamental para llamar la atención. Unas ruedas impecables resaltan entre la multitud, precisamente porque lo normal es que irremediablemente acumulen elevadas cantidades de suciedad. Tener unas llantas y neumáticos de cine tan sólo es cuestión de paciencia y de trabajo bien hecho. Un cubo con agua y jabón, algunos limpiadores específicos y un arsenal de cepillos y pinceles son los únicos requisitos para deslumbrar al personal.


Un apunte importante: Los productos más económicos se vanaglorian de limpiar las llantas sin frotar. Para que eso sea posible, deben ser productos altamente corrosivos y destrozarían el acabado brillante de la mayoría de llantas. Los modernos modelos de llantas alcanzan precios astronómicos. Por ello todos los limpiadores de calidad anteponen la seguridad al poder desengrasante, y exigen frotar las zonas donde la suciedad esté más incrustada. Con un cepillo adecuado realizaremos esta tarea casi sin esfuerzo.

 


Por supuesto no debemos subestimar la importancia de los pasos de rueda cuando de impresionar se trata. Habitualmente los grandes olvidados, unos pasos de rueda limpios mejoran muchísimo el aspecto de nuestro vehículo. Quizá quitar las ruedas una vez al año para limpiar a fondo los revestimientos interiores pueda parecer un tanto excesivo (aunque nosotros lo hacemos en nuestros automóviles), aun siendo la forma más cómoda de hacerlo. No obstante, si no estamos dispuestos a quitar los neumáticos, podemos adquirir un cepillo para pasos de rueda dado que son bastante económicos. Primero aplicaremos un desengrasante a todo el interior de los pasos de rueda, lo dejamos actuar un minuto y cepillaremos la zona con fuerza. Si no llegamos a alguna parte, o la distancia entre el paso de rueda y el neumático es demasiado pequeño, podemos utilizar una esponja sucia o un wash mitt que ya no utilicemos para fregar ese trozo. Aclaramos y listo! Cuando hayamos terminado de lavar el vehículo deberemos aplicar una capa de protector de plásticos para embellecerlos y protegerlos.

 

 

Otro truco que utilizan los profesionales para que sus vehículos nos dejen con la boca abierta es limpiar la llanta, no sólo por el exterior sino también por el interior. No estamos acostumbrados a ver un interior de llanta resplandeciente, pero salta a la vista si lo conseguimos. Para ello tenemos dos opciones: o bien retiramos la llanta y la frotamos por el interior, o utilizamos alguno de los nuevos cepillos para el limpiado de llantas. Las dos formas conseguirán el mismo objetivo, que es dejar a la audiencia sorprendida.

 

Después de esta breve introducción, pasamos a la acción. Si tuviéramos que plantear una lista de tareas que nos lleven al estrellato, serían los siguientes:

 

 

 

1. Trabajar sobre una rueda cada vez.


2. Llenar un cubo con abundante agua y añadir el jabón. Poner el doble de la concentración recomendada.


3. Limpiar la parte interior de la llanta primero. Aplicar una buena capa de limpiador de llantas, y dejarlo actuar unos 3 minutos. Atención: Siempre que utilicemos un limpiador de llantas por primera vez hay que probarlo en una pequeña zona, dejar actuar y aclarar. Si vemos que afecta al acabado de nuestra llanta de cualquier forma, descartar el producto. Especial cuidado con llantas pintadas, dado que no aceptan limpiadores agresivos. No duden en preguntarnos si necesitan asistencia.

 

 

4. Mojar el cepillo en el cubo con agua jabonosa y lavar la llanta y el neumático. Utilice siempre un cepillo específico para las llanta y los neumáticos, y dado que acumulará mucha suciedad, aclarar muy a menudo.


5. Si la llanta tiene zonas de difícil acceso, pruebe con un cepillo de dientes viejo.


6. Cuando la parte posterior de la llanta esté limpia, podemos pasar al frontal. Recuerde aclarar bien todas las partes para no dejar residuos de limpiador.


7. Si tiene suciedad muy incrustada, pruebe aplicar el eliminador de partículas férricas Carpro Iron X o pasar una barra de plastelina con abundante lubricación (ClayBar). Dado que después de pasarla por la llanta deberemos deshecharla, es recomendable utilizar una ClayBar que ya tengamos algo sucia.


8. Aplicar una generosa cantidad de protector/abrillantador de neumáticos. Un aplicador específico facilitará esta tarea.


9. Para un resultado perfecto, aplicar una capa de cera sintética sobre la llanta. Como de costumbre, dejar secar y eliminar el residuo con una toalla de microfibra.


10. Aplicar una nueva capa de protector/abrillantador al neumático.



 

Tener unas llantas y unos neumáticos impecables son fundamentales para que nuestro coche sea el centro de atención. Aquí les hemos brindamos algunos consejos, aunque cada uno acabará desarrollando la técnica que mejor le convenga. ¡Ánimo y a por ello!

 

Si tiene cualquier duda o comentario háganosla llegar por e-mail a info@carcarepassion.com

 

Feliz detailing!

#mask { position:fixed; left:0; top:0; z-index:9000; background-color:#000; display:none; } #modalwindow .window { position:absolute; left:0; top:0; display:none; z-index:9999; } #modalwindow .dialog_content { padding:20px; } #modalwindow #dialog { background-color: #FFF; min-width:500px; } .docklink{ display: block; height: 15px; padding: 16px 43px 84px 0; background:url('http://www.carcarepassion.com/skin/frontend/default/comunicart/quickcontact/images/btn_feedback_es.png') no-repeat; } .bo_docklink a:hover{ background:url('http://www.carcarepassion.com/skin/frontend/default/comunicart/quickcontact/images/btn_feedback_hover_es.png') no-repeat; padding-right: 50px; }
Contáctanos