Es tan importante el lavado como el secado. Si no secamos nuestro coche correctamente después del lavado, el resultado no será el esperado, además de correr el riesgo de que al evaporarse el agua queden los sedimentos minerales adheridos a la laca, generando las famosas y temidas marcas de agua.

Lo primero que vamos a hacer es diferenciar las dos maneras más comunes de secar el coche:

  • Por posado:

En esta técnica, pondremos la toalla totalmente desplegada sobre la carrocería, apretaremos con las palmas de las manos suavemente para que toda la toalla entre en contacto con la carrocería. De esta manera, la toalla absorberá el agua y levantaremos la toalla cogida desde dos de las puntas, sin arrastrarla.

  • Por arrastre:

En esta otra técnica, comenzaremos de la misma manera, posando la toalla sobre la carrocería, apretaremos suavemente con las palmas de las manos y despues estirando de dos de las puntas de la toalla, la arrastraremos hacia el exterior de la carrocería.

Conociendo las dos técnicas, vamos a ver los diferentes tipos de toalla de secado:

  • Toalla estilo Waffe Weave

Estas toallas las vamos a diferencias rápidamente de las demas debido a su textura en forma de pequeños cuadrados, además de que no tiene pelo. Cuando utilicemos la técnica por posado, este es el tipo de toalla que debemos utilizar ya que tienen una muy alta absorción. En cambio al no tener nada de pelo, son menos indicadas para el secado por arrastre, ya que cualquier partícula que haya sobre la carrocería la vamos a arrastrar, pudiendo provocar un arañazo.

Toalla de secado Waffle Weave

  • Toalla de microfibra con pelo

Este tipo de toallas de secado, al contrario de las anteriores, tienen mucho más grosor y el pelo más largo. Las utilizaremos con la técnica por posado o más habitualmente por arrastre. Cuando las utilizamos por arrastre, influye mucho la cantidad de pelo que tenga, ya que cualquier partícula de suciedad, polvo, etc que hubiera sobre la carrocería, tiene cierta tendencia a meterse hacia el interior de la toalla y tendrá menos posibilidades de arañar.

Toalla de secado con pelo

Respecto al mantenimiento de las toallas de secado, podremos lavarlas en la lavadora siguiendo estas indicaciones:

  • Siempre sin suavizante
  • Utilizar jabón líquido
  • Temperatura máxima de 40ºC
  • Cuando las sacamos de la lavadora, las microfibras tienden a estar pegadas. Sacudiremos la toalla unas cuantas veces para que se suelten.
  • Dejar secar al aire siempre a la sombra.

Siguiendo estos consejos, nuestra toalla nos durará muchos años sin problemas, motivo por el cual siempre intentamos aconsejar que como es un producto que tiene una larga vida, vale la pena comprar una toalla de calidad.

NOTA:  Cuando terminemos de secar nuestro coche, la toalla de secado debería estar mojada pero limpia. Si apreciamos suciedad en la toalla es porque hemos secado alguna parte que no estaba completamente limpia. Es una ayuda para saber si estamos realizando el lavado correctamente o debemos mejorarlo.

Cualquier duda, puede contactarnos en info@carcarepassion.com o en el teléfono 93 514 96 96